Raúl Risso, presidente de la Federación Atlética Pampeana, manifestó su conformidad con los resultados de la III Edición de la Ultra Maratón en Santa Rosa, pero dijo que a nivel nacional “No hay una política deportiva en cuanto deporte amateur”.

El sábado 5 de agosto se desarrolló la III Ultra Maratón “Ciudad de Santa Rosa”, organizada por la Cooperadora de la Escuela Municipal de Atletismo, con la colaboración de la Dirección de Juventud, Deportes y Recreación de la Municipalidad de Santa Rosa.

Raúl contó que esta edición superó la cantidad de participantes del año anterior: “estamos conformes con la cantidad de gente”, dijo, a pesar de reprochar que dentro del Circuito Nacional hubo una organización de 100 km de Bolivar que no respetaron la fecha original. Ello llevó a que “se encimara mucho la fecha y la gente tuvo que optar entre una u otra”. Además, contó que la jornada se caracterizó por el viento, pero a pesar de ello “los atletas se fueron conformes con el circuito, prometiendo volver”.

La competencia se reservó para categorías de damas y caballeros convencionales individuales en 70 y 50 km, a partir de los 20 años y hasta 65 años. Con respecto a los 70 km, contó que la carrera se organiza en circuitos cortos, de 5 km, por lo que optaron por usar el Parque Don Tomás, ya que consideró que el piso esta en buenas condiciones. Manifestó que las condiciones en las que se presta la carrera “es una de las cosas que atrae a los atletas a Santa Rosa”.

En cuanto a la división en género de la maratón, contó que “pocas chicas que se animan a correr esas distancias en el país”. De las tres ediciones que se vienen desarrollando, esta es la primera vez que se presenta una chica, contó. Esto se debe a que “no esta muy difundida esta competencia en el ámbito femenino. la participación en general no es masiva ni siquiera en los varones”, manifestó refiriéndose a que los nombres de varones se van repitiendo año tras año. Agregó que en este deporte “el atleta tiene que tener una preparación especial, tienen que diagramar los tiempos de carrera”, por lo que resulta más dificultoso incluso el entrenamiento.

En cuanto al deporte en la provincia, consideró que “el atletismo esta bien”, pero que se enfrentan año a año alas mismas dificultades: la deserción en las categorías sub 23 y mayores. “La gran cantidad llegan a juveniles y se van a estudiar o trabajar”, dijo y culpó de esta situación a la falta de políticas públicas en cuanto a este deporte: “En este país no hay una política deportiva en cuanto deporte amateur”, dijo. Agregó que los que han trascendido son los deportes profesionales o semi profesionales como jockey, volley, basket y fútbol. Además dijo que “los resultados aislados que se vieron en atletismo son porque aparecieron grandes figuras que trascendieron, no por políticas publicas”. Al buscar una alternativa o una manera de revertir esta deserción en los niveles más altos manifestó que “Podría ser una alternativa tener atletas con becas, como aliciente”.

En relación al atletismo argentino dijo que “no es muy bueno a nivel mundial”, y agregó que “estamos lejos a nivel latinoamericano”. Contó que los países vecinos han ido teniendo progreso sistemático, entre ellos se encuentra Chile, Venezuela, Perú y Brasil: “nos van superando porque tienen otro tipo de organización, apoyo, control”, agregó. Además, aseguró que Argentina cuenta solo con Germán lauro para estar en los 8 mejores en un campeonato del mundo en los Juegos Olímpicos. “Hay un par de figuras que están apareciendo en récord argentino, que son jóvenes y pueden mejorar”, agregó. Entre la figuras resonantes se encuentra Daniel Hernández, de General Pico, quién correrá el Espartatlón, que consta de 250 km, desde Atenas hasta Esparta, “una carrera colmada de obstáculos naturales”, contó.

La Federación de Atletismo Pampeano ya cumplió sus 15 años y consideró que “hemos tenido el apoyo correcto a nivel social, somos una provincia chica y eso no nos permite tener una base amplia de atletas”,lamentó, pero “tenemos buena calidad en las categorías juveniles”, cerró.