El gran incremento del servicio provocó una fuerte caída en el consumo industrial, lo que provocó una baja en el consumo eléctrico del 3.6 % en Marzo respecto al mismo mes del 2016, informó el Centro de Estudios de Servicios Públicos y Privados (Cespup). La baja es producto de la merma en el nivel de actividad en distintos rubros, en particular de producción para el consumo masivo.

Por su parte, el Secretario de la Unión Industrial Argentina (UIA), Alberto Álvarez Saavedra, le solicitó al Gobierno que la normalización de las tarifas energéticas contemplen la competitividad del sector fabril, pidió que el aumento “se haga en un modo escalonado en el tiempo y contemplando las posibilidades de recuperar la competitividad para la industria” y señaló que el sector industrial necesita “energía para que nuestras inversiones se puedan desarrollar sin inconvenientes”.

Además, Saavedra precisó que “la industria representa el 36% de la demanda total energética del país”, y aseguró que “el costo energético cumple un rol muy importante en la posibilidad de ser competitivos, especialmente en los productos transables”. Agregó que “el suministro de energía debe ser de calidad, en cantidad, con seguridad de abastecimiento y a un precio razonable”.

Por su parte, el secretario de Planeamiento Energético Estratégico de la Nación, Daniel Redondo, dijo que “vamos a ir llegando progresivamente a precios que cubran los costos de producción, pero la incorporación de tecnología y capital en el sector energético tienen que contribuir a una baja en los costos de producción y también en los precios”. Además, sostuvo que “hay que bajar los costos de producción para que bajen los precios de la energía”.

FuenteImagen: unsam-eeyn
Compartir