Tan sólo dos horas después que el fiscal Jorge Di Lello avaló la candidatura como senador por La Rioja de Carlos Menem, la Cámara Nacional Electoral resolvió que el ex presidente no podrá competir en las próximas elecciones por las condenas que pesan en su contra y será reemplazado por Ricardo Guerra, actual ministro de Hacienda de la provincia. Ahora el ex Presidente puede presentar un recurso ante la Corte Suprema como última alternativa, informó Diario Judicial.

En la resolución, los camaristas Santiago Corcuera y Alberto R. Dalla Via aplicaron el precedente del Fallo en el que el entonces candidato también a Senador Nacional, Raúl Romero Feris, fue inhabilitado en razón de haber sido condenado penalmente, por delitos de corrupción, aun cuando las sentencias no estaban firmes. En esa línea, los jueces explicaron la diferencia entre el derecho a elegir y ser elegido, donde “el derecho pasivo de sufragio o derecho a ser elegido aparece estrechamente ligado a una determinada concepción de la representación; precisamente, porque se espera de los elegidos cualidades singulares, se les exigen condiciones distintas y más estrictas que las que se requieren  para el ejercicio del sufragio activo, ya que no es solamente un derecho, sino también constituye la oferta electoral”.

Corcuera y Dalla Via resaltaron que todos los ciudadanos que acceden a ocupar un cargo público deben reunir un conjunto de condiciones de distinta naturaleza como, por ejemplo, la aptitud técnica, la física y la moral. Durante el ejercicio de su presidencia, Menem fue condenado a 7 años de prisión e inhabilitado para ejercer cargos públicos por 14 años por la Cámara Federal de Casación Penal en la causa por el tráfico de armas a Croacia y Ecuador. Además, está siendo enjuicidado por un supuesto encubrimiento en la investigación del atentado a la AMIA.

Si bien todas las condenas fueron ratificadas por la Cámara Nacional Federal de Casación Penal aún no fueron confirmadas por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, por lo que el ex presidente aún puede presentar un recurso extraordinario ante el Máximo Tribunal. El fallo de la Cámara causó sorpresa porque llegó inmediatamente después que el fiscal con competencia electoral, Di Lello, avaló la candidatura del político riojano al entender que “la competencia para examinar la idoneidad moral de un candidato a senador nacional no corresponde a un tribunal electoral sino que es facultad de la Cámara de Senadores de la Nación”.

Compartir