Investigadores protestan contra el ajuste con un “velorio de la ciencia”, con la consigna de llevar una prenda color negro, flores y velas, denuncian el ajuste y la precarización laboral en la sede de la cartera que dirige el ministro Lino Barañao.

Para “velar a la ciencia argentina”, los investigadores planearon un cortejo fúnebre, una procesión por Godoy Cruz y un discurso emotivo dedicado a la “ciencia difunta”. Además pensaban entregar un petitorio destinado al ministro Barañao y al presidente Macri para exigir la reapertura de la mesa de seguimiento, la instancia de negociación acordada en diciembre del año pasado para tratar la reincorporación de los científicos despedidos.

Durante la jornada se denunció que el Ministerio “clausuró unilateralmente” la mesa de seguimiento acordada tras el despido de 500 científicos. Ante la falta de respuesta, los manifestantes ingresaron al edificio y realizaron una toma pacífica que fue respondida por parte de las autoridades con el envío de policías. Fue entonces cuando los delegados de los científicos recibieron la propuesta de los funcionarios para que Barañao los recibiera a cambio de desalojar el ministerio. Con el principio de acuerdo en pie, la Policía Federal se retiró hacia la calle.

Más allá de la situación concreta de los despedidos, los científicos denunciaron que el abandono de la mesa de negociación por parte de las autoridades se da en un marco de vaciamiento del área. “La oferta de becas se redujo en un 16 por ciento. Simultáneamente, se produjo el desmantelamiento de los programas de producción de vagones de carga, de radares y del Sistema Aéreo Robótico Argentino (SARA)”, dijeron los científicos, que agregaron a la lista la reciente privatización acuerdo firmado entre ARSAT y Hughes, por el cual la empresa militar norteamericana pasaría a controlar la explotación comercial y la gestión del satélite ARSAT-3.