Las fuerzas de seguridad venezolanas “maltrataron de forma sistemática y generalizada” a manifestantes y detuvieron “de forma arbitraria” a al menos 5.000 personas, muchas de las cuales sufrieron “torturas” durante su arresto o reclusión, denunció hoy la ONU.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas presentó un informe preliminar sobre la situación de Venezuela, en el que denunció que las fuerzas de seguridad venezolanas han maltratado de forma sistemática y generalizada a miles de manifestantes, además de detener de forma arbitraria al menos a 5 mil personas, muchas de las cuales sufrieron torturas, según la ONU.

El informe fue realizado con 135 entrevistas a testigos realizadas a distancia -desde Ginebra y Panamá- ante la negativa del Gobierno a darles acceso al país. De estas pesquisas, las primeras de estas características llevadas a cabo por la ONU, se desprende que desde que la ola de manifestaciones comenzó en el mes de abril, el Gobierno ha aplicado un “patrón evidente” de uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes opositores.

 

Compartir