Desde Coperar plast promueven la recuperación de materiales plásticos y su posterior reutilización. Para ello, se conformaron en un grupo precooperativo y hoy avanzan a pasos gigantes con una campaña de difusión, a fin de llegar a todos los vecinos de Santa Rosa, para crear conciencia y motivar el cuidado del medio ambiente. El Fiduciario conversó con Alejandro Delgado, integrante del grupo, para conocer más sobre la temática.

Coperar Plast comenzó a funcionar a principio de año, empujados por dos situaciones a las que desean hacer frente: reciclar el exceso de plásticos que tiene Santa Rosa y construir su casa propia. Para ello, se abocan a la tarea de recolectar, separar y procesar materiales plásticos. Alejandro contó que, durante sus recorridos laborales, observó el estado de abandono que tiene Santa Rosa en cuanto al reciclado de residuos, incluso llegó a comentarse “¡qué cantidad de plástico desperdiciado!” y de allí surgió la idea inspiradora: “con todo ese plástico podríamos hacer ladrillos, juegos, bancos para plazas, hospitales y decorar jardines municipales”. Desde ese día no descansó hasta conformar un grupo con los mismos intereses ver a “Santa Rosa Limpia de Plásticos”. El objetivo de Coperar Plast es, en resumen, limpiar la ciudad para luego comenzar a darle un fin útil a ese plástico: construir sus propias viviendas.

Este objetivo no lo pueden cumplir solos, sino que requieren de la colaboración de todos los vecinos, para que se comience a seleccionar el plástico desde origen. Para ello, es necesario que en las casas comiencen a separar los residuos orgánicos por un lado, inorgánicos por otro, y ellos incorporan una tercera selección: los plásticos. El plástico, explican desde Coperar Plast, “separado de origen y sin estar sucio es más utilizable”. “Retirar los residuos plásticos y compactarlos es la primer tarea”, mencionó Alejandro. Por ello llevan a cabo una campaña de difusión en redes sociales y a través de los medios de comunicación. “Tenemos que organizar a los vecinos”, alertó y agregó que es necesario comenzar a crearse el hábito de diferenciar la basura, porque este proyecto “solucionaría un problema grave de la ciudad” remarcó.

Coperar Plast está integrada por 13 personas, entre ellas hombres y mujeres que tienen distintos oficios, desde enfermeros, amas de casa, albañiles, electricistas y arquitectos. Comentó Alejandro que, para ellos, conformarse como cooperativa significa fundamentalmente una “oportunidad laboral, trabajo seguro y ser nuestros propios patrones”.

En cuanto a lo administrativo, se encuentran realizando el Curso Precooperativo y recibiendo variadas capacitaciones en manos del Municipio sobre administración, higiene y dirección de cooperativas. Incluso, se encuentran tejiendo un plan de negocio, en continua reunión con INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) y la UNLPam quienes los orientan en la preparación y tratamiento de residuos sólidos.

Por otro lado, comentó Alejandro que hoy se enfrentan a dos frenos o inconvenientes grandes: no cuentan con un espacio físico para acopiar el material recolectado y aún no recibieron la matrícula. Por ello, esperan con ansias las siguientes reuniones con las instituciones y lograr avanzar en ello.