Se realizó la 21º exposición apícola en la localidad de Doblas. En el acto de apertura oficial estuvieron, acompañando al intendente local, Fabián Zabala y al presidente de la COSEDO , Jorge Páez, el ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, el ministro de Desarrollo Territorial, Martín Borthiry, la senadora Norma Durango, los diputados provinciales, Ariel Rauschemberger, Lucrecia Barrutti, Stella Maris Colla, Josefina Díaz, Maximiliano Aliaga, los subsecretarios de Cooperativas y Asuntos Agrarios, Claudio Gordillo y Alexis Benini, intendentes de localidades vecinas, autoridades provinciales y locales, expositores, productores y público en general.

Moralejo recordó que la Provincia ha sufrido los avatares climáticos más importantes de su historia, con las inundaciones actuales y la sequía de años anteriores. En ese sentido, y sobre la actividad apícola, repasó que en el período 2003-2007 en La Pampa había alrededor de 200 mil colmenas y superaban en 1.000 la cantidad de productores, “en estos años, con las consecuencias climáticas, políticas y de falta de acompañamiento a las actividades de exportación, se tuvo una reducción muy importante, quedando 70 mil colmenas y 310 productores, cerca de un 40% menos”, explicó.

El ministro pidió a los productores de miel que hagan el esfuerzo por inscribirse en el RENAPA (Registro Nacional de Apicultores) “porque eso afianza, mejora y le da prestigio a nuestra producción apícola, mejorando también las condiciones de comercialización”.
“Desde que iniciamos esta gestión una de las primeras acciones fue impulsar el Plan Apícola Provincial, porque creemos que es una actividad que dinamiza la economía de las pequeñas comunidades, dando oportunidad a los jóvenes emprendedores que se ven favorecidos por las acciones del Ministerio de Desarrollo Territorial a través de la ley 2.870”, comentó.

En la actualidad se producen 3.800 toneladas de miel en la Provincia, un 40% más que en el período 2014-2015. Desde la Zona Franca de General Pico se exportan alrededor de 2.600 toneladas en 135 contenedores. En lo que va del 2017 se exportaron unos 75, lo que significa que a fin de año se estaría superando el nivel de exportación.

“Esto es importante para que aquellos acopiadores de La Pampa se sumen a exportar y comercializar la miel, a los distintos mercados internacionales, a través de nuestra aduana. Porque esto nos va a dar identidad y genera un posicionamiento nacional. En sí, es llevar adelante un programa que nuestro gobernador está impulsando y que se trata de darle valor agregado a nuestra producción, de buscar mercados y salidas comerciales, porque estamos seguros que vender es crecer, ese es nuestro lema”.