En “CUADROS”, segmento íntimo de El Fiduciario conducido por Kevin Pereira, Sabrina Paredes, atleta local oriunda de Colonia Barón, nos contó todo sobre su experiencia en este deporte y los caminos que le quedan por recorrer. Resaltó experiencias emocionantes, desafíos y anhelos sobre el atletismo y entre palabras confesó “me di cuenta que esto me encanta y que hay que meterle mucha pila y mucho entrenamiento”.

Comenzó con el atletismo motivada por un vecino, “Lagarto” Juan, quien la invitó a una maratón que se realizó en la Laguna Don Tomás, que por ser su primer experiencia fue muy exitosa ya que salió ganadora. Ese fue su primer paso, para dar largada a un largo camino como deportista. “Somos un grupo muy unido”, dijo refiriéndose a parte de la motivación por la que comenzó a entrenar.

Eligió el atletismo luego de incursionar por innumerable cantidad de deportes, el último que practicó fue el Hockey. Contó que el atletismo a ella le ofrece muchas cosas, más allá de lo competitivo: “me gusta mucho el trato con la gente, todo el mundo de apoya”. Manifestó que “es tan lindo el deporte como el ambiente, uno sale a entrenar y se olvida de todo”. Agregó, además, que siempre encontró en el entorno palabras de aliento, lo que le motiva a mantenerse en el grupo. Comenzó corriendo 10 km, pero cuando logró superar las marcas que se había trazado como objetivo, comenzó en los 21 km.

Entre las pistas que le tocó correr, se encuentra una ubicada en Colonia Barón, su pueblo natal. En el evento se reconocieron deportistas locales, entre ellos a Sabrina, quien admite que “la gente me apoya mucho tanto en mis estudios como en el atletismo”. A su vez, dijo que éste fue el circuito que más le gustó, por la afinidad con su pueblo, pero también sumó a los elegidos el de A Pampa Traviesa, ya que el cambio de recorrido (por fuera de la laguna Don Tomás) permitió que “disfrute”, porque el itinerario por dentro del parque “creía que iba a ser agotador”.

Ella es egresada de la Licenciatura en Geología, pero a pesar de su formación académica decidió firmemente “hacer algo que me guste”, apostó al altetismo de lleno y desde ese día no dejó de entrenar. “Me di cuenta que esto me encanta y que hay que meterle mucha pila y mucho entrenamiento”, admitió. Para las competencias se prepara entrenando todos los días, entre ellos dos días son de gimnasio y dos días de fondos. Pero además, admitió que es tanto o más importante que entrenar la alimentación, tomar agua, hacer los controles médicos de rutina y, también, la tranquilidad.  “Influye mucho tanto para el entrenamiento como para llegar bien a una carrera”, dijo Sabrina.

Contó que en La Pampa los deportistas tienen un amplio abanico de propuestas en los fines de semana, para ir practicando y entrenando: “casi todos los fines de semana que haya competencia es lindo”. “El atletismo está avanzando mucho”, dijo refiriéndose a las nuevas incorporaciones. Festejó que la gente no solo compita, sino que también lo hagan a modo de recreación, con participación en las correcaminatas y eventos públicos.

Entre las cosas que destacó como metas a futuro le dio relevancia a dos: por un lado, mejorar la marca de Pampa Traviesa con los 21 km., pero además lograr ser entrenadora de pequeños atletas, aunque admitió que “me falta aprender mucho todavía”.