Los estudios geológicos para el proyecto de construcción de la central hidroeléctrica Portezuelo del Viento, en Mendoza, finalizaron “con éxito” y, según informó el Ministerio de Economía provincial, sus resultados serán parte de la Manifestación General de Impacto Ambiental para una futura audiencia pública.

Los estudios se realizaron con el objetivo de “eliminar los riesgos asociados a la construcción” de la obra, señaló la cartera, al tiempo que indicó que la central “se encuentra un paso más cerca de ser realidad”. En tanto, la Empresa Mendocina de Energía explicó que “los resultados obtenidos son ampliamente satisfactorios, ya que aportaron información complementaria respecto de la profundidad del lecho de roca” y que, además, “permitieron conocer con mayor certeza la cota de fundación de la presa para optimizar la obra”.

Las maniobras consistieron en la realización de seis sondeos exploratorios en ambos márgenes del río Grande, ubicado en el departamento mendocino de Malargüe, con el fin de “verificar la profundidad del lecho de roca en la zona de fundación de la presa”.Mediante una serie de perforaciones, la empresa precisó que se buscó “analizar técnicamente las diferentes características que presenta el suelo en el sitio”. Con la construcción de 40 metros de puente Bailey, una pasarela portátil prefabricada y diseñada para uso militar alquilada al Ejército Argentino, se posibilitó el cruce del río Grande para trasladar las maquinarias y equipos de perforación al margen norte del río para realizar los estudios.

Portezuelo del Viento tiene cinco veces la capacidad del dique Potrerillos y generará varios beneficios para Mendoza. Entre ellos, el incremento de potencia al sistema eléctrico nacional, dinero en concepto de regalías, la oferta de energía limpia, el incentivo al turismo en la zona Sur de la provincia y la generación de más de 5.000 puestos de trabajo.

FuenteLos Andes
Compartir