Trabajadores de Pepsico marchan desde temprano en una caravana, con cortes parciales en los principales accesos a la Ciudad de Buenos Aires, hacia el Congreso para pedir que la fábrica sea declarada de “utilidad pública”.

Desde las 7 am y con cortes sorpresivos en los principales accesos a la Ciudad, los trabajadores y trabajadoras de PepsiCo volvieron a reclamar contra los despidos llevados adelante por la multinacional norteamericana. La jornada de protesta se sustenta en el pedido de la aprobación del proyecto, que persigue la declaración de “utilidad pública” del inmueble para que los despedidos puedan recuperar su fuente laboral. Los trabajadores solicitan también al Gobierno Nacional que “declare nulo el Preventivo de Crisis que presentó la multinacional para cerrar la fábrica de Florida, a fin de seguir produciendo sólo en la de Mar del Plata, que funciona desde hace 15 años, luego de que Pepsico se la comprara a la firma Pehuamar”, dijo Camilo Mones, uno de los delegados de los empleados.

“Solicitamos que se declare nulo el Procedimiento Preventivo de Crisis fraudulento de la empresa, que viene avalando el Ministerio de Trabajo, porque Pepsico cerró la planta antes de la primera audiencia del procedimiento y ’preavisó’ sobre los 600 despidos, sin cumplir la ley que establece que mientras dura dicho proceso no se pueden producir cambios en las condiciones de trabajo”, explicó el sindicalista.

En twitter, con el Hagshtag #CaravanaPorPepsico, vecinos, medios de comunicación, trabajadores y funcionarios se solidarizaron con los recientemente despedidos, en apoyo al plan de lucha adoptado.

 

Fuenteelintransigente
Compartir