Productores de Salta, Jujuy y Formosa realizan desde esta mañana un “bananazo” en Plaza de Mayo, para visibilizar, según aseguran, la situación del sector golpeado desde hace tiempo por las importaciones y el costo de los fletes. Cientos de personas reciben 30.000 kilos de bananas en el marco de esta protesta: piden un límite en las importaciones.

 Un grupo de productores acompañados por dirigentes de la Federación Agraria se instaló al amanecer el lugar para llamar la atención del Gobierno. Llegaron desde las provincias de Jujuy, Salta, Misiones y Formosa, donde tiran hasta 330 toneladas diarias de bananas por no poder venderlas. A los pocos minutos de instalarse, una fila de gente que abarcaba 200 metros serpenteaba la mítica plaza, por lo que fue necesario reorganizar la entrega de la fruta, preparada en bolsas de tres kilos.