Victor Riera, director de tránsito de la Municipalidad de Santa Rosa, habló sobre la actualidad del tránsito en la ciudad capital.

Riera manifestó que los controles de tránsito y las consecuentes multas que se generan no se tratan de una política recaudatoria. Explicó que: “Nunca fue la idea, de hecho se les ha comunicado a los inspectores que hay que hacer concientización”. Contó que los controles son para educar y que cada vez hay más gente con los cinturones y con los cascos puestos, por lo que cada vez se labran menos infracciones. Es por esto que se están realizando 20 controles por semana, indicó.

Explicó que el tránsito en Santa Rosa es complicado porque el parque motor creció mucho en los últimos años, porque los conductores andan a mucha velocidad y por el estado de algunas calles que, según sostuvo, “son condiciones extraordinarias como el de la lluvia y los temas de napas”.

Este jueves se reunirá el consejo consultivo y se tratará la cuestión de las paradas de colectivo. Riera manifestó que quiere proponer que las paradas estén pasando la bocacalle y que se alargue el tramo cebrado. Además, buscan generar un control en el tema de la carga y descarga dentro de la ciudad, se planea ponerle alguna cota para centro y microcentro.

Compartir