Hoy se conmemora el Día de la Pachamama (Madre Tierra). La veneración varía de acuerdo con los distintos lugares y costumbres. Es la más antigua de la región andina, hasta el punto de que algunos autores la consideran anterior al culto a Inti, el dios Sol de los incas. En territorio pampeano, se reconoce a la Madre Tierra como la Ñuque Mapu, a pesar de ello, las comunidades ranquelinas también conmemoran la fecha con respeto y se unen al festejo.

En el Día de la Pachamama se aconseja agasajar con manjares a la Gran Madre Tierra y tomar una copa de caña con ruda para alejar los maleficios, tener buena suerte y salud. Esta cultura entiende a la madre tierra como dueña de las cosechas y del ganado, rectora de las estaciones y proveedora de vida, por ello el hombre no puede menos que reverenciarla una vez al año. En el norte andino, el ritual incluye cavar un hoyo donde se mete una olla de barro con comida, pan y dulces, espigas de choclo, una botella de chicha o aguardiente, tabaco y hojas de coca, para ‘carar’ (alimentar) a la Pachamama, el que luego se cubre con piedras, hasta formar un montículo llamado ‘apacheta’.

Compartir