La Cancillería argentina comunicó, de forma oficial, la decisión del Gobierno de desconocer la elección constituyente que lleva a cabo Nicolás Maduro, por considerar que “no respeta la voluntad” de aquellos “más de 7 millones de venezolanos que se pronunciaron contra su realización”.

“El Gobierno argentino lamenta que el Gobierno venezolano, desoyendo los llamados de la comunidad internacional, incluyendo el de los países del Mercosur, haya proseguido con la elección a una asamblea constituyente que no cumple con los requisitos impuestos por la Constitución de ese país”, señala el documento, dado a conocer luego de que los gobiernos de México, Perú, Panamá y Colombia fijaran una posición similar.

La votación en Venezuela se realiza en medio de una jornada de huelga, por lo que la rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE), Sandra Oblitas, anunció la extensión por una hora de la votación y explicó que la decisión se debió a que en algunas zonas todavía hay gente esperando para ejercer el derecho al voto, en un proceso electoral que se dilató debido a “problemas puntuales” producto de las protestas opositoras.