Trabajadores y trabajadoras del Juzgado Municipal de Faltas, cito en la calle Chile 702, hicieron trascender su reclamo por mejoras en las condiciones laborales, tanto edilicias como de seguridad y sanitarias. “Hay un malestar con fundamento”, destacó Omar Rojas, Secretario General del SOEM.

El edificio municipal de faltas está colapsado, desde las condiciones edilicias hasta las de seguridad y sanitarias, situación que afecta gravemente a los trabajadores y ciudadanos que allí concurren. Entre esos inconvenientes el más urgente es la inexistencia de sanitarios, por lo que trabajadores y quienes acuden por algún trámite, recurren a comercios o estaciones de servicio que se encuentran próximos.

Algunos de los malestares surgen porque los compañeros trabajan sobre la tierra, ya que el piso de las oficinas fue levantado y no se avanzó en esa obra. Pero como si eso fuese poco, agregó que “en los escritorios se encuentran a  la mañana con excremento de roedores”.

Rojas manifestó que esta problemática no es reciente: “Es un problema de data vieja” y remarcó que hace años no hay planificación alguna, ya que los arreglos del lugar deberían haberse realizado en la épocas de feria. “El Estado tiene que darnos un lugar en el que nos sintamos cómodos” agregó y aclaró que, a pesar del malestar, los trabajadores siguen concurriendo a su lugar de trabajo cada día.

En tal sentido, en Asamblea resolvieron realizar un reclamo formal, dirigido al Juzgado, para que en un tiempo prudencial de 24 hs., se comunique cuáles son las alternativas que se les da a esta situación de insalubridad y falta de seguridad – con efectivos policiales – para con los trabajadores. Si en este período de tiempo no se concreta la respuesta desde el Juzgado, los trabajadores realizarán una huelga: “Esto es un olvido hacia los trabajadores”

Compartir