Según un estudio publicado en la revista Nature Geoscience, un nuevo análisis de datos obtenidos por satélite apunta a la existencia de agua atrapada en varios depósitos volcánicos distribuidos en la superficie de la Luna.

El estudio, realizado por Investigadores del Departamento de Ciencias Planetarias de la Tierra y el Medio Ambiente de la Universidad estadounidense de Brown, indicó que el agua contenida en esos antiguos depósitos apoya la teoría de que el manto del satélite de la Luna es rico en agua. La idea de que el interior de la Luna es rico en agua plantea interrogantes interesantes sobre la formación del satélite, puesto que los científicos estiman que se creó por los restos dejados cuando un objeto del tamaño de Marte chocó contra la Tierra en las primeras etapas de la historia del Sistema Solar. Incluso, los investigadores estiman que los depósitos son grandes y el agua podría ser extraída.