De esta manera lo expresó La vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia y titular de la Oficina de la Mujer del alto tribunal, Elena Highton de Nolasco. Además, cuestionó la falta de políticas preventivas.

La jueza advirtió que en Argentina “hay indudablemente una emergencia” por la violencia de género, dado que ya hubo 714 femicidios entre 2014 y 2016, una cifra que supera a la del “peor momento” de esta problemática, registrado en Ciudad Juárez, de México, en los años ’90. En una entrevista con Télam, Highton cuestionó la falta de políticas preventivas del Gobierno, el “machismo” presente en el Poder Judicial y la “liberación temprana” de muchos acusados por violencia doméstica.

Asi mismo, evaluó que faltan “políticas preventivas” de parte del Ejecutivo, entre ellas la instalación de “más refugios para mujeres víctimas de violencia, más políticas educativas y más centros de asistencia”. Manifestó que: “Leyes no faltan, tenemos muchas y muy buenas, sólo falta que las políticas trasvasen del Poder Ejecutivo al Judicial, con una mirada común”. También cuestionó la “liberación temprana” de los acusados y marcó su desacuerdo con la suspensión del juicio a prueba o “probation” para los condenados por violencia de género.

Compartir