En la madrugada de hoy mueren 9 inmigrantes por asfixia y deshidratación en San Antonio, Texas, en Estados Unidos. La alerta la dio un empleado de Walmart, el supermercado en cuyo estacionamiento estaba el camión, cuando una de sus ocupantes fue a pedirle agua.

Además, se suman los treinta indocumentados que viajaban escondidos en el tráiler, quienes tuvieron que ser hospitalizados por deshidratación, algunos de ellos en estado grave. Las autoridades detuvieron al conductor, identificado como James Mathew Bradley, Jr., de 60 años y originario de Clearwater, Florida.

Imagen: televisa.news

Compartir