Lo resolvió en el día de ayer el tribunal internacional del Banco Mundial. Fue por el accionar del Gobierno de Cristina Kirchner en 2008, cuando la empresa pertenecía al Grupo Marsans.

el Banco Mundial (Ciadi, según las siglas en inglés) condenó al Estado argentino a desembolsar más de US$ 320 millones, más intereses, al grupo español Marsans por los daños que le infringió cuando -en 2008- expropió Aerolíneas Argentinas, Austral, Aerohanding, Optar y Jet Paq.

En un laudo de más de quinientas páginas el Ciadi dijo que “el demandado incumplió el artículo IV del Tratado al no haber entregado a las demandantes un trato justo y equitativo de sus inversiones”. Además, citó otros artículos referidos a la violación por parte de la Argentina del tratado de protección de inversiones.

Además de los US$ 320 millones dictaminados para Argentina, el Tribunal agrega por un lado US$ 23.76 millones, más intereses, en concepto de compensación por los daños causados por la expropiación, y por otro lado US$ 3.5 millones para cubrir los costos legales del demandante.