Los trabajadores y trabajadoras despedidos de Pepsico marcharon desde el Obelisco hasta el Congreso para reclamar por la recuperación de los puestos de trabajo y repudiar la represión del jueves pasado.  Los acompañaron las comisiones internas de otras fábricas del sector alimenticio como FelFort y Stani y fueron respaldados por organizaciones sociales, políticas y sindicales y las dos centrales de la CTA.

La decisión de la movilización surgió de un plenario de organizaciones realizado el domingo en el Hotel Bauen junto al centenar de organizaciones que apoyaron la marcha de esta tarde.

La primera medida de los trabajadores para defenderse de los 600 despidos que la empresa Pepsico decidió sin aviso previo fue la toma de la fábrica a fines de junio. El jueves pasado fueron brutalmente desalojados en un operativo conjunto de la Policía Bonaerense y la Gendarmería, que fue defendido por los ministerios de Seguridad nacional y provincial.

Dos horas después del desalojo, la Cámara del Trabajo le ordenó a la empresa PepsiCo que reincorpore a los trabajadores, al sostener que la empresa no podía despedir a nadie porque no había cumplido con en el llamado “procedimiento preventivo de crisis”.

Fuente: www.pagina12.com.ar