La ONG Amnistía Internacional (AI) acusó hoy al Estado Islámico (EI), pero también a las fuerzas de seguridad iraquíes y a la coalición internacional que respalda a Bagdad, de cometer violaciones a los derechos humanos de los civiles durante la ofensiva para liberar el oeste de la ciudad de Mosul.

“Algunas violaciones podrían constituir crímenes de guerra”, advirtió AI en un comunicado, en el cual aseguró haber compilado datos que muestran la magnitud del daño, el sufrimiento y la muerte que han padecido los civiles durante la ofensiva para expulsar a los yihadistas del oeste de Mosul, que empezó el pasado 19 de febrero y Bagdad dio por terminada exitosamente ayer.

AI destacó que el EI utilizó civiles como escudos humanos, y las fuerzas iraquíes y de la coalición comandada por Estados Unidos arrojaron “armas explosivas imprecisas que mataron a miles de personas”.

Fuente: www.telam.com.ar

Compartir