Esta mañana se vivieron momentos de tensión en el Aeropuerto de Santa Rosa. Al abordar el vuelo de Aerolíneas Argentinas con destino a Buenos Aires, se encontraron con la situación de que había un tanque de combustible con un pérdida importante.

Los pasajeros tuvieron que descender ya que, obviamente, no se podía viajar en esas condiciones. Los viajantes esperaron una solución pero ésta tardó en llegar tres horas y no fue muy satisfactoria. Se les ofreció la opción de trasladarse hasta Bahía Blanca, por sus propios medios, pero sólo había pocos lugares disponibles. También podrían esperar a que en el día de mañana se arreglara el avión, pero sin seguridad de que esto se haga efectivo.Y como última opción les ofrecieron reprogramar el vuelo.

La Aerolínea de Bandera no pudo ofrecer ni otro avión que reemplazara el averiado ni un colectivo que lleve a los pasajeros varados hasta Buenos Aires. Las personas que estaban allí mostraron su indignación e hicieron su descargo por las redes sociales.

Compartir