El Diputado por el Frente Renovador, Darío Hernández se manifestó en contra del proyecto presentado por la Diputada de Cambiemos Josefina Díaz que propone la intervención de Lonquimay tras la condena del intendente Luis Rogers. Además, sostuvo su acuerdo con las declaraciones de Rubén Hugo Marín con respecto a que la cuestión de los prostíbulos “es un problema generacional”

Hernández fue preguntado por su opinión acerca del proyecto que prevé la intervención de la localidad de Lonquimay, al respecto dijo que: “No me parece razonable que estemos planteando estas cosas”. Comparó la condena del intendente Luis Rogers con lo sucedido con el Ministro de Seguridad Juan Carlos Tierno, dijo que: “Imaginate vos que Tierno hace no se cuanto que está condenado y sigue apelando y apelando y es en Ministro de Seguridad de la Provincia, el intendente de Lonquimay tiene el mismo derecho”

En ese contexto manifestó su concordancia con los dichos del ex gobernador, Rubén Hugo Marín, sobre que la problemática de los prostíbulos constituye un problema generacional. Manifestó que: “Coincido con lo que dijo el ex gobernador Marín, esto está claro, yo creo que una cosa es lo que hoy se plantea como un problema de al género y demás y otra cosa es lo que pasaba hace 30 años donde existía este tipo de lugares públicos”. Sostuvo que al respecto “hay que terminar un poco con la hipocresía” ya que manifestó que al plantearse cosas de esta naturaleza “tiene que ver como se resuelve problemas de este tipo”, refiriéndose a la prostitución en las calles.

Compartir