Rubén Hugo Marín, presidente del Partido Justicialista, se refirió a cómo se está desarrollando la campaña hacia las legislativas. Además, manifestó su opinión con respecto a la condena de Luis Rogers, el intendente de Lonquimay que recibió una sentencia de 5 años de prisión por trata de personas.

El ex Gobernador Ruben Hugo Marín, manifestó que aún la campaña “está fría”, y que está bien que todos participen para que nadie “se quede con las ganas”. Además, opinó que está en contra del centralismo en la provincia. Expresó que: “Todos los candidatos son de Santa Rosa, creo que tendríamos que federalizar un poco internamente”. Asimismo, afirmó que esto se corresponde con una tendencia nacional: “Nunca he visto un centralismo tan fuerte como este, no han hecho una sola obra,  tenés las rutas nacionales cortadas”.

Sobre la condena del Intendente de Lonquimay, Luis Rogers, que se diera a conocer la semana pasada, Marín manifestó que recibió la noticia “con dolor”. Y que se debe esperar la determinación de la justicia.  Sostuvo que: “Me duele, por miles de factores, tengo un aprecio personal por él”. Cabe recordar que Rogers es  un dirigente de la marinista Convergencia Peronista. Se convirtió en el primer intendente pampeano en ser condenado por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual.

Afirmó que la oposición quiere sacar beneficios sobre esta situación al pedir la destitución del Intendente del PJ ya que, según él, se trata de un problema estrictamente judicial. Manifestó que “En este aspecto se está cuidando el problema de la mujer, y creo que con toda la razón”. Pero afirmó que: “Es un problema generacional”. Sostuvo que:   “Las personas mayores como yo, en fin…, uno no lo veía con la intensidad que se puede ver ahora, cuando la explotación de la mujer ha puesto en evidencia actitudes que antes eran lícitas y ahora no lo son”. Además, expresó que no tiene conocimiento de si el intendente estaba interiorizado o no de lo que ocurría en el prostíbulo Good Night.