César Maranghello emprendió en “Eva Duarte, más allá de tanta pena” la casi detectivesca tarea de reconstruir la historia de una mujer que sería clave en la historia argentina: desde su llegada a Buenos Aires y su evolución como actriz hasta octubre de 1945, cuando comenzó otro capítulo, el de la “abanderada de los humildes” junto a Juan Domingo Perón.

El trabajo, de casi 900 páginas, editado por Eudeba y Proteatro, incluye fotos inéditas de la década que se inicia en 1935 y termina cuando la actriz conoce al entonces ministro de Trabajo y Previsión a principios de 1944; y también de sus momentos culminantes, el 17 de octubre de 1945 y el 4 de junio de 1946, cuando Perón asume finalmente como primer mandatario.

Si bien se asocia la labor actoral de Evita con la radiofonía y el cine por su actuación en “La pródiga”, de 1945, iniciada por Mario Soffici y terminada por Ralph Papier, su trayectoria no solamente fue extensa en el éter sino que tuvo un largo recorrido por los escenarios porteños, que la relacionaron con el gran mundo del teatro, y también apostó a su presencia en publicaciones de la época, y en fotos como la de la tapa del libro, de Annemarie Heinrich.

Maranghello, que además de historiador ejerció la pediatría, fue docente de la UBA y la Enerc, es autor de libros sobre la vida y obra de Arturo Jauretche y otros sobre cine nacional. “Eva Duarte, más allá de tanta pena” se presentará mañana a las 19 en el Museo del Libro y la Lengua, en la sala David Viñas, de avenida Las Heras 2555 de la ciudad de Buenos Aires.

Maranghello habló con Télam del desafío que significó escribir este libro acerca de aquella joven y bonita aspirante a actriz, que firmó su primer autógrafó a su hermano Juancito, un 24 de marzo pero de 1935, y a la que el autor sintetiza en un emotivo párrafo final “Evita, Eva María Ibarguren, Cholita, Evita Duarte, Negrita, María Eva Duarte de Perón, Eva Perón. Vino al mundo el 7 de mayo de 1919. Y no se fue nunca más”. La tarea, dice el autor, no fue nada fácil, e implicó un camino que le ocupó casi una década.

Fuente: www.telam.com.ar