José Luis Domínguez, el trabajador del Ente Municipal de Higiene y Salubridad Urbana (EMHSU) que fue despedido por acusarlo de robo, volvió a encadenarse frente a la Municipalidad.

Domínguez, fue despedido de su empleo como barrendero al ser acusado de robarse una farola de un local de una empresa de turismo. El comerciante fue quien realizó la denuncia del hurto. El trabajador, sin embargo, manifestó ser inocente aduciendo que quiso calentarse las manos con el artefacto que cayó al piso y se rompió. El barrendero considera injusto su despido, ya que sostiene que intentó reponer la farola rota. Allí fue cuando recibió la notificación de su cesantía.

El 19 de junio pasado, el hombre ya se había encadenado. Al no percibir respuesta alguna en la mañana de hoy volvió a hacerlo. Domínguez, aseguró que si no recibe soluciones se encadenará al portón de entrada y salida del EMHSU.